lunes, 17 de diciembre de 2007

Teoría del Jardín

Toda una vida de ser escritor y toda una vida sufriendo por no poder escribir. ¿Qué puedo decir? Me siento terriblemente mal. Tengo lo que he querido, la novia perfecta, una familia estable, entrar a la Universidad en la carrera que quiero. Pero me siento tan vacío.

Y de nuevo regreso a la teoría del jardín. Tal vez no la conozcas y por eso te la contaré. En general una persona nace en un lugar y forma parte de ese lugar hasta que se muere. Algunas otras, viajan un poco y pasan a ser parte de otro lugar, lejos de su lugar de origen, en el que se quedan por mucho tiempo. Pero habemos unas cuantas personas, que por más que lo intentamos no formamos parte de ningún lugar. Esas personas, estamos buscando nuestro jardín. Vamos de un lugar a otro, conocemos gente y somos felices por un tiempo, pero tarde o temprano llega el momento en que uno se da cuenta, que por una u otra razón, no forma parte de ese medio y entonces vuelven a llamarlo y uno se va lejos a buscar su jardín.

Uno pasa la vida, conociendo gente, siendo un feliz vagabundo buen modo que trata de dar lo mejor de si mismo, pero siempre tratando de saber en donde se encontrará ese jardín. Tenemos una gran razón para vivir, tenemos una gran razón para levantarnos cada mañana. Pero a la vez, hay un momento en que llegamos a desear ser como los demás, que nunca buscaran el jardín, pues ellos ya forman parte de algo.

Pero algún día lo encontraré y les contaré a todos ustedes como es ese jardín.

“No más caminos falsos y no pasos perdidos, este es el Jardín del Edén, vive y disfruta, pues todo lo que te rodea está hecho para ti y los tuyos”

1 comentario:

Pequeña Saltamontes dijo...

Una vez dije que Guanajuato no me gustaba para vivir, que odiaba esa ciudad.

Y un día me sorprendí pensando que es un buen lugar para quedarse y establecerse.

También busco un sitio al cual pertenecer y ando muy perdida, lamentablemente.

Ojalá que algún día también pueda hablar de mi jardín.