miércoles, 9 de enero de 2008

Trucos de ancianos

Por favor, enséñeme maestro.

¿Y qué es lo que quieres saber de mí?

Todo lo que usted conoce, los secretos de la naturaleza, del hombre y de la vida.

Dime joven, exactamente a que secretos te refieres.

Usted lo sabe, todo lo que necesito conocer para ser un gran maestro en esta vida.

Entonces tú quieres poder convertir el plomo en oro, vivir por más de 100 años, dominar a los elementos, predecir el futuro ¿a esa clase de secretos te refieres?

Sí, quisiera poder conocer todo eso. Tómeme como su discípulo y estará seguro de que en poco tiempo lograré dominar esas artes, créame realmente estoy dispuesto a aprender lo que usted pueda enseñarme.

Esta bien hijo, Si realmente quieres aprender todo eso sólo hay una cosa que yo puedo enseñarte.

¿Y cual es esa maestro?

Que mires a tu alrededor un poco y dejes de buscar la respuesta en otras personas.

Pero maestro ya lo he hecho solo…

¿Y alguna vez has podido tomar un poco de fuego entre tus manos desnudas?

No maestro, eso es imposible.

Claro, será imposible si eso es lo que quieres que sea.

Maestro no entiende, yo quiero aprender de usted…

Puedes tratar de aprender de mí, pero entonces no aprehenderás nada. ¿Sabes como se aprende a crear?

No, no lo sé.

Creando. No conseguirás nada hasta que no lo intentes. ¿Quieres poder volar como el ave hacia el horizonte? ¿Quieres hablar con los espíritus? ¿Quieres saber los secretos de los antiguos maestros? Pues te diré el segundo y último consejo que puedo darte.

¿Cuál es ese consejo maestro?

Si quieres realizar algo, ve e inténtalo. Sólo se necesita un grano de mostaza para lograr lo que en verdad desees.

3 comentarios:

+*¨^¨*+ Un AnGe MoRt •·.·´¯`·.·• dijo...

Así le dijeron al de McCormick y ahora se hizo rico vendiendo mostaza entre otras cosas... jaja xD ok mal chiste...

Sn duda alguna tienes toda esta entrada llena de razón, como vas a saber si eres bueno o malo para algo si no lo intentas? Cómo vivir diciendo: quiero, necesito, deseo, me gustaría... y no hacer nada al respecto? Solo esperar a q otros nos lo den como una receta mágica (o mejor aún ya hecho) o q nos caiga dl cielo (pero se nos olvida q del cielo tb cae mierda d pajaro).

En fin ya con el paso del tiempo uno aprende que hacer las cosas es mucho más difícil que decirlas, no porq sean difíciles en sí sino por que conlleva la desición y el esfuerzo de tomar las riendas de nuestro futuro...

Interesantes reflexiones se desencadenaron en mi mente rara a raiz de esto...

Saludos XoOx

Wikernes dijo...

Eso me hizo recordar un chiste que leí hace algunos años.

Cuéntase que en el pico más alto del Tibet vivía el hombre más Sabio del mundo… Cierta vez un joven acudió con él para descubrir el Camino Al corazón de cierta mujer de la que se había enamorado. Cuando encontró al sabio en la cumbre de la montaña le preguntó:

- Dime maestro de los maestros: ¿cuál es el camino más corto, Seguro y directo para llegar al corazón de una mujer?

El maestro le respondió:

-No hay camino seguro al corazón De una mujer hijo mío, sólo senderos al borde de precipicios y caminos sin espacios ni brújulas, tapizados de peñascos, de arbustos espinosos y con Serpientes ponzoñosas.

- Pero entonces maestro: ¿Qué debo hacer para conquistar el corazón de mi amada?

- Recuerda amado discípulo, conserva en tu mente y en tu corazón las
enseñanzas y los consejos que te daré. Síguelos fielmente Y llegarás al corazón de la mujer que amas:

Lávese los dientes
No se rasque los testículos frente a ella
Regálele flores y muchos, pero muchos presentes.
Levante la tapa del inodoro antes de orinar y recuerde Bajarla después.
Lávese las manos cuando salga del baño.
No mastique con la boca abierta.
No eructe alto o, mejor no eructe jamás.
No sea pedorro.
No se limpie los dientes con palillos en público.
No hable mal de la madre de ella y ámela.
Use desodorante (que sirva).
No diga palabrotas.
Ría siempre de los chistes de ella.
No la cele.
No críe barriga. Es más, no engorde.
No demore en el baño, ni lo moje, ni deje talco regado.
No permita que le apesten los pies.
No deje la toalla tirada.
No se siente en la mesa sin camisa.
No diga que ella no sabe manejar (guarde esta verdad sólo Para usted).
No llegue tarde a casa, salga de trabajar y vuelva corriendo.
No se entretenga con los amigos, o mejor, no tenga amigos, y mucho menos sueñe con tener amigas.
No sea tacaño.
Use cuando menos dos tarjetas de crédito.
No mire a otras mujeres, es más, no existen otras mujeres.
No hable de su ex, usted nunca tuvo a nadie antes que a Ella.
Dígale “Te amo” al menos 24 veces al día.
Aprenda a cocinar, lave los platos.
Arregle la cama siempre.
Llámela desde cualquier lugar.
Deje que ella compre ropa, zapatos, etc., siempre que ella Quiera. Es más ayúdela a andar durante horas eligiendo lo que quiera Comprar.
Deje que ella converse durante horas por teléfono.
Discuta siempre la relación aunque no haya nada que discutir.
No ronque.
No vea nunca partidos de fútbol o béisbol, odie esos deportes.
Aféitese todos los días para que no la lastime. Y no deje Los vellitos en el lavamamos.
No piense solamente en sexo, pero tampoco exagere, propóngaselo lo más seguido posible, aunque esté cansado.
Respete cuando a ella le duela la cabeza, pero si ella se lo pide, complázcala de inmediato. ¡Ah! y No se vaya a quedar dormidote inmediatamente después.
Debe gustar de los parientes de ella, hasta de los Insoportables.
Pase los fines de semana en casa con su suegra y su cuñado yría siempre de los chistes de él.
Nunca proteste por nada.
Trabaje poco y gane mucho para poder darle todo a ella.
Diga en todo momento que ella es la mujer más linda que jamás vio.
Elogie siempre la ropa que lleve aunque sea la del diario.
Note siempre cuando ella se corte el cabello aunque sean solo Las puntas y dígale que le quedó hermoso.
Y lo más importante hijo mío…

El agobiado discípulo se vuelve para bajar de la montaña y el Maestro le dice:

- ¡Espera hijo mío, vuelve acá! ¡Aún no he terminado!... ¿Cómo se quiere volver gay?

Eco dijo...

JAJAJA volverse gay.

Yo la verdad no entiendo de donde salió eso de que las mujeres son más complicadas que los hombres.

Si nosotros también tenemos unos conflictos muy jalados y lo peor de todo, los hombres realmente hombres, no hablan de sus sentimientos...